La “ciencia poética” de Ada Lovelace

ada-lovelace-101212

“My brain is more than merely mortal…as time will show”.

Aquí una curiosa entrevista imaginaria (en New Scientist) a Augusta Ada Byron, Lady Lovelace, hija de Lord Byron y Anne Isabella Noel Byron. Escritora, matemática, corresponsal y comentadora de Charles Babbage, a Ada Lovelace se la considera la primera “programadora” de la historia de la informática. El lenguaje de programación ADA, desarrollado en 1980, recibió su nombre en honor suyo.

La madre de Ada, Anne Isabella, fue mujer de poderosa inteligencia, instruida en ciencia, matemáticas filosofía y literatura. También era de una religiosidad estricta, con lo cual Lord Byron no parecía un marido del todo adecuado para ella. Pero el caso es que, contra todo pronóstico (y a pesar de las advertencias de su prima Lady Caroline Lamb), el enlace acabó teniendo lugar.

A Anne Isabella le horrorizaba la posibilidad de que también Ada se viese poseída por el demonio de la poesía, o de que heredara la destemplanza del padre. De manera que, a modo de posible antídoto, procuró instilar en su hija el interés por el estudio de las Matemáticas. Confiando en que estas le sirviesen de disciplina mental y corrigiesen peligrosas desviaciones poéticas.

De hecho, Ada compartía con su madre un fuerte interés por las matemáticas (Byron llamaba a Anne Isabella “mi princesa de los paralelogramos”). Pero junto a la devoción por los números, el espíritu poético de Byron también aleteaba con fuerza en Ada. Sus matemáticas eran ardientes, apasionadas. En una carta de la década de 1840, Ada escribió a su madre: “if you can’t give me Poetry, give me at least Poetical Science!” 

Poetical Science. Un marco mental, en que Ada parecía dar a la ciencia misma una dimensión poética. La hija de Lord Byron vislumbraba para la máquina analítica de Charles Babbage funciones que iban más allá del frío cálculo. Calcularían, pero también actuarían sobre lo calculado. Vio en ese mecanismo (precursor de los ordenadores) la capacidad futura de crear, entre otras cosas, gráficos o composiciones musicales. Las cartas que intercambió con Babbage incluían su mathematical insight, pero también muestras de su poderosa imaginación.

Ada Lovelace: a Victorian computing visionary 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s