Sobre paleofuturos

1981-tomorrows-home-sm
Las Navidades del futuro.

¿Qué es un paleofuturo? Es un futuro cronológicamente ya superado, o al menos alcanzado, que fue imaginado (anticipado, narrado) desde una época pasada. Me considero un apasionado de los paleofuturos. Todo un género en sí mismos, en ellos se entremezclan la lógica de los desarrollos técnicos, la historia y la prospección, la narrativa y los sueños.

Hay algo de poético en esos paleofuturos. Vistos desde la actualidad algunos se nos aparecen precisos o acertados, otros excesivamente optimistas y audaces. Los hay culturalmente transgresores. Otros resultan encantadores o ingenuos, simples magnificaciones de un presente (para nosotros ya pasado lejano) socialmente arcaico.

Foundation_cover(Al hilo de esto ¿me atreveré a decir que las Fundaciones del gran Asimov, ese futuro lejanísimo, esa humanidad esparcida por la Galaxia, tiene mucho de una América de los 50 sobredimensionada? Es obvio que el punto fuerte de la brillante serie asimoviana no está precisamente en el acabado especulativo sobre el cambio cultural del futuro remoto).

Analizando paleofuturos, hay algo que no me ha pasado desapercibido. En concreto sobre el más legendario y rotundo de los paleofuturos: el año 2000. Observamos que el 2000 imaginado desde principios del siglo XX (aprox. 1890-1910) casi siempre es tecnológicamente muy inferior al que ha sido nuestro 2000 real. En cambio, el 2000 recreado desde mediados o el último tercio del siglo XX (desde 1960 ó 1970, digamos) es superior, a veces grotescamente superior, al real. (Acabo de toparme con una prospección biomédica de 1955 para el año 1999: se proyecta una esperanza de vida de… ¡150 años!)

En un artículo de Matt Novak, oigo mencionar por primera vez el libro Tomorrow’s Home (1981), de Neil Ardey. (La ilustración que encabeza este post está tomada del libro en cuestión). Sobre las Navidades del futuro, se lee lo siguiente:

“Christmas in the future is an exciting occasion. Here the children have been given a home music and video system that links into the home computer. They are eagerly trying it out. The eldest boy is using the video camera to record pictures of the family, which are showing on the computer viewscreen. However, someone else is playing with the computer controls and changing the images for fun. At the same time, another child is working at the music synthesizer, creating some music to go with the crazy pictures” 

aldrin2Se trata de un año ¿2000? ¿2010? imaginado desde 1981. Un paleofuturo más bien reciente, del último cuarto de siglo. Me hace pensar que una posible excepción a lo que he comentado en el párrafo anterior lo marquen la informática y esas llamadas nuevas tecnologías que de ella se derivan. Es decir, quizá sea ésta la única área de la tecnociencia en que nuestra realidad presente supere a la de los paleofuturos más recientes (aquellos imaginados desde los sesenta). En este caso, un paleofuturo recreado ya en la década de los 80.

Sí, la informática es una excepción. Aquí el desarrollo real ha pulverizado los paleofuturos. Tanto lejanos como recientes.

A Buzz Aldrin, el legendario segundo hombre en la Luna (tras N Armstrong), se le atribuye la siguiente boutade: “Nos prometisteis colonias en Marte. En su lugar, tenemos Facebook”. Aldrin es un hombre que se ha paseado por la Luna: su perspectiva es inimaginable para la mayoría de los mortales. Pero muchos compartimos su decepción. En la década de los 70, inmediatamente después de las espectaculares misiones Apolo (y la explosión aeroespacial del periodo 1957-72), todo el mundo daba por hecho que hacía el año 2000 (¡no digamos el 2014!) habría colonias en la Luna y puede que incluso también en Marte. O al menos, habríamos alcanzado físicamente el planeta rojo mediante misiones tripuladas. Es obvio que la evolución de la tecnología aeroespacial, y los hitos en este terreno, no han estado a la altura de los paleofuturos imaginados en los setenta.

A young woman using Facebook on an iPadPero ¿qué pasa con Facebook?

Si consideramos Facebook y las RRSS como la parte más popular y visible de las tecnologías de la información, creo que no son poca cosa. Substituyamos “FB” por “tecnologías de la información”, RRSS, laptops, tabletas y smartphones. Por tópico que sea decirlo, estamos ante una revolución tecnológica y cultural más brutal todavía que la de la Imprenta. Un reguero explosivo de información al alcance de un click. Toda la cultura humana al alcance de tu mano. Literalmente. Al servicio de la creatividad de cualquier persona, de su curiosidad, de su voluntad de estudio y profundización. Las nuevas tecnologías convierten a la humanidad en algo intelectualmente (en un sentido global) mucho más potente que en ningún otro momento del pasado, con posibilidades ilimitadas. Sí, Buzz: este terrorífico breakthrough técnico-cultural que son las nuevas tecnologías de la información nos harán llegar a Marte, y no sólo a Marte. Creo que nos llevarán a cualquier lugar al que sea posible llegar.

Volviendo al libro de Ardey: Nuestro presente de 2014 es tecnológicamente superior a lo que vemos ahí, en esas proyecciones de 1981. Al menos, en el ámbito de las tecnologías de la información. Vale: olvidémonos de ese brazo robótico que vemos también en la ilustración, ese servicial robot doméstico que se nos insinúa. ¡La robótica tampoco ha estado a la altura de los paleofuturos espléndidamente narrados por Asimov en los 1950s!

Anyway: en las décadas de 1950 y 1960 tal vez nos pasamos un poco de rosca en algunas de nuestras proyecciones del futuro. Pero la evolución de la tecnociencia en su conjunto, aunque en varios ámbitos menos explosiva de lo esperado (o soñado), ahí sigue. A veces discreta. Pero siempre esperanzadora y, de algún modo, imparable.

One thought on “Sobre paleofuturos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s