Asimov: Franchise (1955)

la_tierra_basta.previewReleyendo estos días Earth is Room Enough (Doubleday, 1957), magnífica colección de relatos del siempre sugestivo Isaac Asimov. Muchas de las piezas de la colección son memorables, pero en mi nueva relectura hay una en concreto que me ha llamado especialmente la atención. Se trata de Franchise (Sufragio Universal), relato aparecido por primera vez en la revista If: Worlds of Science Fiction, en el número de agosto de 1955.

Franchise imagina unos EEUU del futuro (¡año 2008!) como una gigantesca democracia electrónica. (2008 es ya el pasado para nosotros, y por tanto uno de esos paleofuturos de los que hablábamos en nuestro post anterior). El auténtico protagonista del relato es un ordenador de tamaño ciclópeo y prácticamente omnisciente: Multivac, “personaje” tecnológico que también aparece en otras historias cortas de Asimov.

En este 2008 (paleo)futurista de Franchise ya no es necesario celebrar físicamente las elecciones presidenciales cuatrienales, con su habitual feria de urnas y colegios electorales, recuentos, análisis y progresivos índices de participación/abstención. Las cosas se hacen de otra manera. De entre los centenares de millones de ciudadanos estadounidenses con derecho a voto, Multivac escogerá tan solo a uno, aquel que juzgará más representativo del conjunto del electorado y de su previsible comportamiento, calculado al detalle por la máquina. A este ciudadano escogido, Multivac va a plantearle una serie de preguntas sobre diferentes temas de interés político, social o comunitario. Las respuestas del “votante” único podrán ser, según el libre criterio de éste, tanto lacónicas (incluso monosilábicas) como palabreras. Pero será a partir de ellas y sus análisis que Multivac será capaz de establecer con precisión cual habría sido la decisión del cuerpo electoral en su conjunto en unas elecciones al uso.

Norman Muller: el “elector” 

¿Y quien es el ciudadano que selecciona el supercomputador para este sufragio supuestamente universal, pero en la práctica reducido a un solo votante representativo? Pues un tal Norman Muller, anodino empleado de Indianápolis. Un hombre que parece el arquetipo mismo de la clase media norteamericana de los años cincuenta. Ya comentamos que el visionario Asimov lo es (y mucho) en lo que respecta al cambio tecnológico. No tanto en el cambio cultural: la típica sociedad de la América 1950s aparece fosilizada en muchos de sus escenarios, incluso del futuro lejano. UnivacOperatorConsole

Norman Muller, del Estado de Indiana, será pues el Elector que habrá de escoger (bajo las directrices de Multivac) al presidente de EEUU para la legislatura 2008-12. Tras su selección, Norman es instantáneamente elevado a la fama en todo el país. Durante los días previos a la “jornada electoral”, su casa se llena de policias y personal de seguridad.

Pero el “elegido” se muestra dubitativo y confuso ante tal honor (al que de todos modos, está obligado por Ley). No entiende por qué lo colocan a él, oscuro asalariado de Indianápolis, en una tesitura de tal magnitud. Sabe que, aunque la responsabilidad teórica sea de Multivac, las iras de la nación ante una posible legislatura fallida caeran sobre él, Norman Muller. Recuerda con inquietud casos parecidos en el pasado. Cómo participó también él de pequeños linchamientos verbales de sobremesa. Con un punto de irritación, su mujer le insta a dejarse de cuentos y sacar el máximo provecho de la situación. Su suegro, conservador e individualista, refunfuña: no se explica cómo la democracia americana ha ido a parar a manos de una misteriosa y evasiva chatarra.

Y llega el día. Conducen a Norman a lo que es, literalmente, un hospital (“Aqui dispondremos de las comodidades necesarias”, le comunican). La elección consistirá, desde la perspectiva de Muller, en un desconcertante set de preguntas anodinas que Multivac le formula de modo por completo impersonal a través de unos técnicos que le asisten. Y de las que apenas va a recordar alguna.

El UNIVAC y su presciencia 

¿De donde sacó Asimov la idea para Franchise? En 1951 se presentó en sociedad la serie de computadores UNIVAC, que substituiría al legendario ENIAC de 1946, considerado primer computador de la historia. Extrañamente, Asimov asoció el nombre del artefacto (UNIVAC) con una sola válvula de vacío (VACcum tube). Por tanto, su poderoso ordenador futurista (MULTIVAC) incorporaría un número múltiple de válvulas. (En realidad, el UNIVAC tenía miles de válvulas, pero vaya). Curiosamente, el XXI de Asimov es un siglo marcado por un ordenador gigantesco que funciona mediante engorrosas y arcaicas válvulas de vacio. (Franchise es de 1955. Transistores y circuitos integrados, que habrían de miniaturizar los ordenadores, no empezarían a incorporarse hasta 1958). download (2)

Bien. ¿Qué pasó con UNIVAC? Pues que con una muestra de tan solo un 1% del electorado, el computador fue capaz de predecir una victoria apabullante de Eisenhower en las elecciones de 1952 ¡Cuando el favorito en las encuestas era su rival, el demócrata Stevenson! Este notable acierto del UNIVAC no solo sirvió para darle a Asimov la idea de un cuento ingenioso (¿Que tal si en vez del 1% del censo, fuera…un solo votante?), sino que además contribuyó a implantar en el gran público la noción, hoy habitual, del gran poder de la tecnología computacional. En aquel momento casi recien creada.

En un sentido técnico, tal vez la imaginación de Isaac Asimov se mostró más fulgurante con la robótica que con la informática. Los sofisticadísimos robots imaginados por Asimov en los 50 se hallan aún a décadas de distancia en el futuro, si es que se hallan en alguna parte. Sus ordenadores, en cambio, son…mamotretos de válvulas de vacio.

Asimov imaginó para el futuro un ordenador omnisciente e hiperabarcante: Multivac, monstruo hecho de válvulas. Aunque quizá no falló en lo esencial (la omnipresencia del ingenio), tal vez le faltó precisión prospectiva, al menos en cuanto al detalle tecnológico. En concreto diríase que no vio la inminente miniaturizacion de los computadores gracias al uso de circuitos integrados y transistores (inventados algunos años antes) y la integracion de esos computadores en redes mundiales. En efecto, lo que el paso tecnológico de las décadas nos ha traído finalmente no ha sido un ordenador gigantesco, sino una red gigantesca. Al igual que Multivac, también invisible, intangible, ilimitada. Depositaria de todos los saberes habidos y por haber. Esa gran red es, claro está, Internet. Nuestro particular y cotidiano Multivac del XXI real que nos ha tocado. 

2 thoughts on “Asimov: Franchise (1955)

  1. En cuanto al futuro, parece que los hombres aciertan y yerran como en cualquier
    juego de azar. Por ejemplo, ¿quién siquiera vislumbró los cambios sociales
    que llevarían a la mujer al lugar que hoy ocupa en nuestras sociedades más
    desarrolladas? En ninguna proyección futurista que yo recuerde alguien soñó
    con semejante transformación. Resultaba inimaginable, incluso para los
    futuristas más audaces, que la mujer mudase su papel en la sociedad patriarcal.

  2. Gracias por tu comentario, Michael.

    Al hilo de lo que comentas: En los sesenta y setenta, se produjo en la ciencia-ficción estadounidense una especie de mutación. Se abandonó en parte el substrato tecnocientífico de la Edad de Oro cambiándolo por exploraciones en el terreno social y cultural. Muy en la línea de la sociedad intensamente politizada (incluso “contracultural”) de aquellos años.

    Así, surgió un subgénero dentro de la SF llamado “ciencia-ficción feminista”. (No less!). La mujer y los “roles de género” (así llamados) son protagonistas.

    Tal vez te interesen estos dos clásicos: La Mano Izquierda de la Oscuridad (Ursula K Leguin, 1969) y el Hombre Hembra (Joanna Rus, 1970). Al margen de la ideología que en ellas subyace, son de alta calidad y de una imaginación prodigiosa.

    Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s