Arrival (D. Villeneuve, 2016)

 maxresdefault

More to the Contact story: linguistics.

Arrival (2016)

Advertisements

La teoría de cuerdas, según Lee Smolin

índex

Sobre Las dudas de la física en el siglo XXI ¿Es la teoría de cuerdas un callejón sin salida?, de Lee Smolin

El libro es de 2006, pero es probable que su planteamiento una década después siga siendo válido.

Lee Smolin nos habla de la posibilidad de que apenas se hayan producido avances reales, o más bien ninguno, en la Ciencia física entre 1980 y el momento en el que escribe (2005). Desde los años 70, según Smolin, los físicos se han empantanado en una canónica Teoría de Cuerdas (String Theory) que se ha convertido en una especie de marco normativo académico dogmático fuera del cual no es posible actividad ni casi vida intelectual de ninguna clase.

Se desprende del libro de Smolin que la Teoría de cuerdas no tendría suficiente base experimental y se habría convertido en una especie de gran sistema filosófico, en buena parte especulativo, y que bien podría desmoronarse en el futuro. Con lo cual se malograrían las carreras de muchos físicos que durante décadas han dedicado sus esfuerzos a la teoría.

Y no solo eso: la adhesión que algunos físicos establecidos muestran hacia el marco definido por la teoría parece casi de naturaleza religiosa, y su actitud hacia los críticos casi recuerda la agresividad de ciertos creyentes fundamentalistas.

Al margen de que se esté o no de acuerdo con estos argumentos, el libro de Smolin es una excelente texto divulgativo sobre el actual estado de cosas (esencialmente el mismo que hace una década) en el ámbito de la ciencia física y su teoría fundamental, su paradigma: la Teoría de cuerdas. Teoría llamada, en principio, a unificar gravedad y mecánica cuántica, es decir, a erigirse en esa famosa Teoría del Todo, que ha de superar la división de las grandes teorías parciales de la Física.

La física actual tiene unas implicaciones filosóficas e intelectuales ineludibles acerca de la naturaleza del mundo y de la realidad. Se sea o no físico, es imposible ignorarla por completo y pretender al mismo tiempo hilvanar discursos sólidos sobre lo real. Por eso, libros como el de Smolin me parecen imprescindibles para cualquier ciudadano ilustrado que desee tomar el pulso a la civilización, y explorar un poco las fronteras del conocimiento de la época que le ha tocado en suerte. La Teoría de cuerdas es una especie de Escolástica actual, o así la ven algunos. Lee Smolin nos presenta no solo sus rudimentos, y una clara visión general, sino también sus muchos problemas y retos.